24 de diciembre de 2010

Ingravidez


Atrapada.

Nada es real
pero ya nada tiene sentido.

Atrapada en ingravidez,
estado de mi mente sin estado sin espacio-tiempo.
Mi mente en ocaso, en eclipse, en amanecer, en muerte, en nacimiento
Todo a la vez.


Alumbran destellos de escepticismo
desde las profundidades de mi ser.

¿Y si es verdad que nos desvanacemos ?
¿Y si es verdad que todo es nada y un nada es todo?

En suspense...
En coma.
Mazmorras gélidas,
tan congeladas,
tan devastadas por la tempestad infernal.
pero hay una luz...

Sofocadas tentaciones,
escarlatas pasiones,
luces de neón en niebla benévola,
niebla nefasta como la vida misma.


Metamorfosis surrealista.


Catalizador de la nada.

La nada se acelera
y engloba,
y engulle:
engulle un todo.
Todo.
Un todo transformado en nada,
un nada esta vez sin sentido.


Metamorfosis surrealista.

Pero hay alguien allí,
al final del túnel oscuro.
Oigo pasos.
Hay alguien allí.
Alguien con una linterna,
que se acerca, que se acerca, que se acerca ...
Sus pasos resuenan.
¿Vendrá a mí?
No lo sé.
Oscuridad

Humedad.
Humedad de este tenebroso túnel,
viaje hacia los adentros de mi ser,
lagunas de lágrimas,
risas,
ecos y ecos y ecos
¿Del más allá?


Y vacío y vacío y vacío.
¿Vacío?
Ingravidez.

¿Miedo?
No, miedo no hay.


1 de octubre de 2010

Felicidad

Para buscar la infinita felicidad primero tenemos que aprender a imaginarnos cosas infinitas.



23 de septiembre de 2010

Una vida a contrarreloj



''Y me parece algo gracioso.
Y me parece algo triste.
Los sueños en los que muero, son los mejores que he tenido.
Me parece difícil de aceptar
cuando la gente corre en círculos
es un mundo muy muy...loco.''







   Siglo XXI, se trata de un siglo protagonizado por los avances tecnológicos y numerosos proyectos de cara al futuro, un siglo inconformista, una atmósfera llena de constantes elecciones y tan poco tiempo donde al tomar una elección, se abre una puerta que nos presenta más elecciones todavía, un verdadero universo cuántico donde el resultado es algo automático que nace del agotador trabajo diario que hace olvidar la palabra descansar, descansar y pensar en todo lo que ocurre en el mundo o simplemente, mirar alrededor y observar a las personas, sus comportamientos, su manera de caminar, de hablar, jugar, sonreír, comer, enfadarse... Ahora es cuando todo se ralentiza y se hace más evidente, todos se dirigen a alguna parte, o eso creen, un sitio donde cumplirán sus metas y sueños. Se ve como las madres agarran a sus hijos de la mano hasta que un día esa criatura, que en un ayer fue indefensa, se hará mayor y se lanzará en picado a este peligroso mundo con rumbo hacia la victoria. La vida del S.XXI son ciudades grandes alocadas con personas convertidas en robots para llevar diariamente una vida ajetreada y traer a casa el pan de cada día, crean o ya no crean en Dios porque aguantamos a este loco, pero maravillosamente loco mundo.

  Parece que todo sigue su rumbo, parece, pero a la vez cae poco a poco en la ignorancia algo muy importante, es más, lo más importante, el hecho de que somos personas, y no máquinas que siguen una ecuación calculada al más mínimo detalle, máquinas a las que no les queda poco más que empezar cada día de cero y olvidarse del pasado aceptado pero sin tiempo a ser comprendido para dirigirse en busca de nuevos logros. A veces los sentimientos se olvidan y toca perdonar la vida al darse cuenta de la inocencia humana al ser reflejada en una marioneta de la vida misma.

  La vida, ¿Pero que es la vida? En el ritmo de este loco mundo no hay ya ni tiempo para preguntarlo y  se omite este tema de reflexión filosófica, metafísica, religiosa e incluso científica. Vida, después de dar muchas vueltas a esta palabra de tan sólo cinco letras pero que engloba la existencia de la humanidad y muchas noches de insomnio, es curioso como esta palabra, este significado, se resume en otra palabra mas directa, esta de tan sólo ya cuatro letras, amor, tan solo amar, tan solo ser amado y tan solo ser recordado.

‘’Al parecer la vida esta construida de tal forma. A las flores no les basta con tener pistilos y estambres, y un insecto o la brisa debe introducir el pistilo en el estambre. La vida es igual, contiene su propio vacio, que solo otro puede llenar. Al parecer, el mundo es la suma de esos otros, y sin embargo, no sabemos ni nos dicen si nos complementamos mutuamente. Vivimos de forma desperdigada y volandonos unos a otros. ‘’ Fragmento extraído de la película Air doll (2010).



22 de septiembre de 2010

Pesadilla









Rápido... Muy rápido corro en busca del sentido por esta tierra llena de grietas venenosas, una tierra sin mares, mares evaporados hace años. Excusas. Parece que llueve y llueve muy fuerte, pero aún puedo leer entre líneas. Le diré a mi familia que desaparecí de por vida, le diré al gobierno que tengo una misión secreta en este mundo. Sólo las zuelas de mis zapatos desgastados saben adonde van porque tienen claro que sea adonde sea, tienen que llegar.





 Euforia escarlata agrietada de tristeza. Melaconlía.  Encontraré algo en mi camino, sé que lo encontraré, soñando, durmiendo con fantasmas de un pasado surrealista que nunca fue. Ya no puedo leer entre líneas, ya me pierdo, otra vez callejón sin salida, otra vez un nada sin sentido, pero ahora es cuando veo la luz intensa que logra quemar un poco mi cara. Células muertas y explosiones en el cielo, cielo celeste, celeste fue. Mis pupilas se dilatan por el efecto de la droga más peligrosa llamada vida, mis latidos se acelerán en dirección hacia donde estás. Echo a correr y tropiezo, tropiezo con el dolor y entonces resbalo. Pero quien tropieza avanza dos pasos, dos pasos si logra levantarse. Derrotas y victorias, el suelo, el punto más bajo y a la vez nuestro único punto de apoyo permanente. Y entonces leo entre líneas y lo veo, lo veo con mis propios ojos, alguien se desarmó y dejo una pistola en el suelo,  parece que fue colocada con mucho cuidado como si alguien me estuviera esperando. 




'Siempre hay esperanza en el mañana, en el mañana que puede no llegar' pensé. Es una lucha, un desafío, es el último enfrentamiento que tengo que ganar, no voy a rendirme, voy a gritar para que el mundo sepa el infierno que estoy pasando, el infierno que pasan mis ojos rojos llenos de rabia a reventar. Una lucha más...  Lucha o muere. Tantos recuerdos, recuerdos de una noche con fantasmas, siluetas que quedan grabadas en los pasadizos más secretos de mi alma. Sueños. Pesadillas. Vida. Me levanto, soy fuerte, fuerte como nunca ante la tormenta infernal de mi ser. Fuego... ¡¡¡Fuego!!! Todo se está quemando!!! Pero yo gano, pierdo, y gano una vez más. Por fin me encuentro de pie desafiando el mundo con una sola mirada. Por fin desperté, por fin siento el calor del amanecer en mis pupilas todavía dilatadas, un nuevo amanecer de un día que todavía está por escribir.

  

Noche tras noche


El dolor más agudo se cobija tras su silencio.  Sus lágrimas son capaces de inundar las inmensas calles de una ciudad entera...



Ella camina por las calles en busca de la respuesta pero sólo se encuentra cara a cara con el frío gélido que se desprende de las calles congeladas, lágrimas en hielo. ¿Qué hacer si la respuesta en ninguna pared escrita está ni en ningún libro de este mundo se publicará? Una respuesta escondida que sólo tras los labios de él estará.

Miedo... Miedo de encontrarle de frente y mentirle cuando le pregunte qué tal.
Miedo... Miedo al no o tal vez lo que nunca le dirá.
Miedo... Miedo al silencio eterno.
Miedo... Miedo al adiós que con su vida acabará, sabiendo que ellos juntos nunca estarán.





Y por primera vez ella quiere que se vaya, pero ir jamás le dejará.



12 de agosto de 2010








  Miro el cielo y apago las estrellas al echar de menos tu mirada. Poco a poco logro vaciar el mar para de nuevo llenarlo con tu recuerdo. Sólo tú sabes que intento olvidarte pero ya es imposible porque decidiste abandonar mi mente para poder vivir para siempre en mi alma. Con el tiempo he dejado de perder la razón al preguntarme porqué hoy no cambió nada.


Ser el viento que con descaro se mete por debajo de tu camisa. Lo que daría por desconfiar de tus palabras.




Alucinando







Perderme en tus suspiros
Escuchar tu voz resonar en mi oído
Un paraíso digno de ser admirado
Un cuento que no doy por acabado
Mi lucha no es un fracaso
Ni tampoco es una victoria
Lo que importa es mirarte a los ojos y sentir la gloria
Que estos sentimientos no tengan fin
Que mi alma fluya con el viento y se pierda
Y se pierda donde no lograste existir.









La razón sólo es una perspectiva de la verdad. 

Razón podemos tener todos pero verdad sólo hay una.









3 de agosto de 2010

Eterno desvarío


Intento decidirme pero otra vez vuelvo a comenzar.
Paso a paso sin salida en busca del final.
Presa de un dédalo de rosas que crece en un solo desesperar,
sigo buscando tu sonrisa entre lágrimas de hielo
que congelan las calles de este duro invierno.










22 de julio de 2010

El arte de caer



Los aciertos más grandiosos pertenecen a los errantes más testarudos.









17 de julio de 2010

.

17 de Julio del 2010 Point Pleasant, Estados Unidos.





  Anochecía. El calor veraniego se empezó a mezclar con la densa humedad. La oscuridad se apoderaba de cada una de las hojas de aquel tan frondoso y peligroso bosque que guardaba tantas historias y leyendas. La noche caía lentamente como una manta ligera sobre los pocos claros de luz que todavía no habían cedido paso a la astuta oscuridad. De pronto una luz intensa convirtió esta fábula en una pesadilla. La luz chocó contra los troncos de los robustos árboles y se oyó el ruido de un coche frenando en seco. Era el Cadillac Eldorado azul oscuro del 74 de David Williams de 20 años, una cortesía de su ya difunto padre y una verdadera bomba de relojeria descapotable. La puerta del Cadillac se abrió de golpe y en un estruendo el cuerpo drogado de una joven rubia con unos pantalones cortos vaqueros desgastados y una camiseta negra se cayó junto con una bolsita de plástico en la que todavía quedaba anfetamina. Era la novia de David, su nombre era Alicia Friedly y sólo tenía 19 años. Alicia pego un chillido pero no tardó en levantarse, tampoco había tomado tanto, a diferencia del yonki de su novio. 


  Alicia empezó a aficionarse a la enfetamina cuando tenía 17 por una amiga llamada Paula, una verdadera loca a la que sólo le importaba el rock, vivir deprisa y dejar un bonito cadáver como decía Tarantino. Un sábado sobre las 11 y media de la noche, cuando Alicia estaba de fiesta en el Martell's Tiki Bar , Paula la llamó para decirle que la venía a recoger con un supuesto amigo suyo, un tal Darek, porque resulta que había encontrado una casa abandonada a fueras de la ciudad donde podían meterse un par de rayas tranquilamente sin pensar en la policía. Alicia salió fuera del bar para esperar a Paula que no tardó en venir en su Polo Golf rojo de cristales tintados. Alicia abrió la puerta y se subió al coche, pero ella no sabía que apartir de ese momento nunca más volvería a ser la misma. Cuando llegaron a la casa entraron por una ventana rota. Alicia vio que dentro de la casa había mas gente y se sorprendió porque Paula no le había dicho nada. Todos estaban colocados como si iban a morir mañana o como si simplemente no les importaba desgastar sus fosas nasales y destruir  su sistema nervioso. - Esta mierda es de la buena, no encontrarás mejor en esta ciudad- Dijo Paula mientras esnifaba una raya con un billete de 20 dólares. Alicia empezó y no podía parar. Una, dos, tres... Y perdió la cuenta junto al control. Entonces se empezó a marear rápidamente y pidió ayuda pero parecía que nadie la oía. Todo se movía a cámara lenta y toda la gente que estaba en esa casa se convirtió en siluetas borrosas que se reían, se reían de ella y sus risas convertidas en carcajadas burlescas resonaban una y otra vez en las paredes hasta que, se hizo el silencio. De repente Alicia vio una figura de un hombre alto y corpulento vestido de negro que se abria paso entre todas esas siluetas y las apartaba como si fuesen peones de papel. El hombre corpulento se echo encima de Alicia y la empezó a desnudar. Solo los que estaban en esa casa pudieron ver lo que Alicia ya no diferenciaba y quizás, ni siquiera sentía. Alicia perdió el conocimiento. A la mañana siguiente se despertó en esa terrible casa y con un dolor hasta las entrañas. En su cara se diferenciaban terribles moratones, moratones que cubrían parte de su cuerpo sobre todo las piernas que más tarde revelarían a su familia lo realmente acontecido, aunque lo que realmente pasó en aquella casa sólo lo saben Paula y Darek. Después de que el hombre se había ido satisfecho y tras de él se fue el resto de la gente que estaba en la casa una vez visto el casi macabro espectáculo, Paula le pegó una paliza brutal a la pobre Alicia que se encontraba inconsciente, simplemente estaba colocada y no sabía lo que hacía. Al día siguiente Alicia juró a sus padres que nunca más volvería a tomar drogas, pero el paso del tiempo siempre sera peor que cualquier droga. Sólo el tiempo puede alterar nuestras decisiones, promesas y cambiarnos hasta tal punto que resultamos ser desconocidos para nosotros mismos, más desconocidos de lo que éramos. Ahora las drogas, las malas compañías y el chalado de su novio David se habían convertido en los protagonistas que daban sentido a su vida, o más bien, a la destrucción de su vida. David, fue popular en el instituto, el tipico que estaba en el equipo de baloncesto y no necesitaba entrenar antes del partido, siempre conseguía lo que quería. David sólo necesitaba a sus amigos y las fiestas con el lema drogas, sexo y alcohol que montaba en su casa cuando sus padres se iban de viaje. Después del instituto se fue a la universidad y su vida cambió radicalmente. 





David conoció a Alicia y ella por un tiempo le alejó un poco de aquel oscuro mundo, un poco que nunca fue suficiente. Alicia pasaba noches seguidas en la casa de David fumando marihuana y luego hacían el amor en su cocina, en el sofa del salón, en la cama  de su dormitorio donde siempre habían restos de cocaína de su habitacion  y finalmente en la ducha. Pero toda esta tentación hacia a Alicia caer en una fosa, una fosa que era un símbolo de su pasado, aquel al que juró nunca más volver.


-Eres una zorra asquerosa, siempre me meto en problemas por tu culpa.-  Grito David y le pegó a Alicia una bofetada provocando que su cuerpo debilitado se vuelva a caer. Esta vez cayó muy fuerte y se golpeó en la mandíbula. Alicia pudo saborear la tierra que se metía entre sus encias y se mezclaba con la sangre. En un intento de escupir, escupía sangre, tierra mezclada con rabia, dolor y mucho odio. En ese momento entendió algo que debía haber entendido desde el principio, no tenía porque haber tomado aquella mierda.
- ¡Qué te levantes he dicho joder!- Exclamó David enfurecido y le dio una patada en la barriga. Pero ella ya no lo escuchaba aunque él seguía insistiendo una y otra vez en lo mismo, desvariando, delirando como nunca, y amándola, amándola tan fuerte que sería capaz de matarla. De repente la mirada de David empezó a nublarse o quizás era la niebla que se apoderó del bosque decapitando los árboles a una velocidad siniestra. -Eres una puta zorra como todas.- Le escupió a la cara y después la pego a un árbol, la desnudó, la ató y le preguntó con avaricia: -Me amas?- Sus ojos verdes desprendieron un brillo maquiavélico y sus pupilas ya dilatadas, se dilataron más todavía. -No.- Respondió rotundamente ella como si siempre hubiera sabido la pregunta y la respuesta también. -Respuesta incorrecta.- Y cojiendo todo su odio y rabia en un puño David empezó a golpearla una y otra vez, por ser tan hermosa, por ser tan amable, por ser simplemente la mujer de su vida. Sangre, sangre y sangre. Sus manos ensangrantadas ardían y dolían, dolían como nunca.



Alicia observaba todo, su novio drogado pegándole puñetazos a un árbol. Ella observaba todo con ansias de salvarlo y a la vez con miedo, un  miedo que la paralizaba o puede que sólo era un efecto de la anfetamina. - Es miedo a lo inesperado tal vez, sólo me tengo que tranquilizar.- Pensó. Fue entonces cuando se acordó de la navaja que solía llevar en su bolso negro de mano, por si las moscas como dicen. Alicia la había comprado en un mercadillo el verano del año pasado a a un viejo por sólo 35 dólares, una verdadera ganga para ser una Victorinox. El viejo le dijo a Alicia que esta navaja  le había ayudado mucho cuando servía en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, aunque su arma oficial era una elegante Berreta 92, y que lo mejor es que ahora pase a unas nuevas manos de quien realmente la podría necesitar y como no, cuidar. Alicia caminó sigilosamente hacia el Cadillac, luego sacó la navaja de su bolso y se echó a llorar -En momentos como estos me imagino como será ver la vida a través de sus ojos. Sé que no hay amor si uno no se deja amar y sé que no hay locura si uno no se deja llevar, pero no sé si existe lo eterno...- El sabor salado de sus lágrimas la hicieron regresar a la realidad, la cruda realidad.




-¡¿Pero qué he hecho?! -Gritó David enfurecido mientras se llevaba sus manos sangrientas a la cabeza, sentiéndose culpable de ser el mismo. Este fue el único momento de su vida en el que podía gritar a los cuatro vientos que se odiaba a sí mismo por ser el causante, el Othello de esta apocalipsis pasional.-Perdóname Alicia, siempre te he amado y siempre te amaré.- Entonces Alicia metió la navaja en su bolsillo, se agachó para sentarse en la tierra y le abrazó por detrás con ternura, una ternura que le recordó a David el primer ramo de flores que le regaló a Alicia, se acordó de la nota que le dejó en aquel precioso ramo de rosas rojas que se pasó el día entero buscando por toda la ciudad , una nota que más tarde Alicia guardó en el cajón de la mesilla de noche de su habitación:  Si perderme contigo significa volar, ojála que nunca nos encuentren.


- ¡Te prometo que soy capaz de olvidarme de todo David, de todo!- Exclamó Alicia- Todo nos irá bien, sólo tenemos que olvidar y seguir, un día tendremos una familia, nuestros hijos seran hermosos y les construiremos en nuestro jardín unos columpios y también pondremos una cancha de baloncesto para jugar con ellos como tú siempre has querido amor mío, como tú siempre has querido. ¡Por favor prométemelo! - Alicia soltó un llanto que se adentró en el alma de David hasta deformarlo intensamente por unos segundos. Pero en el fondo de su ser Alicia sabía que no podían tener una famlia, ella había caído en manos equivocadas que la habian protegido y a la vez destruido durante tanto tiempo. Sus familias de entrada ya sabían que su relación no tendría ningún sentido, y menos todavía un futuro. - Te lo prometo, te prometo todo lo que me pidas, todo te lo daré.- Dijo David con una voz débil pero a la vez ferviente. Ella se levantó y rompió a llorar - No puedo perdonarte, sólo si te matare. Ha llegado el momento de decirte adiós, para siempre - Meditó Alicia mientras sus ojos se invadían de lágrimas que quemaban su ego y arrastraban sus esperanzas al vacío, sueños alejados del para siempre jamás.




Alicia metió la mano en su bolsillo hasta tocar con la yema de sus dedos la navaja. Alicia sentía una sensación gratificante, sabía que iba a hacer lo correcto. Alicia miró fijamente a los ojos a David, unos ojos que habían sido su salvación y a su vez, su peor pecado.- Si perderme contigo significa volar, ojalá que nunca nos encuentren. Adiós David, te quiero y... te querré.- Los labios de Alicia temblaban de pánico como dinamita apunto de explotar, pero aún así sacó su navaja Victorinox del bolsillo, era lo que tenía que hacer y nunca en su vida se había sentido tan segura.


 Sólo unos segundos son suficiente para acabar con una vida entera. Sólo al borde del abismo, cara a cara con la muerte, nos sentimos más vivos que nunca. Todas las decisiones que se pueden tomar en ese momento serán radicales y cambiarán el curso de una vida, o quizás, del mundo entero. 

Alicia clavó múltiples veces la navaja a David en la parte izquierda del pecho, donde está el corazón o por lo menos, donde debe estar. Los gritos eran tan fuertes que enseguida se oyó casi en un estruendo el revolotear de las alas de los pajaros en el cielo estrellado.



- A veces piensas que sin unas personas no podrías vivir, pero cuando encuentras su ausencia en el presente te das cuenta que todavía tienes fuerzas para seguir- Pensó Alicia mientras metía el cuerpo sangriento sin vida de David en el maletero.- Mañana será otro día.- El Cadillac arrancó con fuerza y Alicia se dirigió hacia un nuevo día con la brisa que esparcia su melena rubia. Sin duda era la brisa de la victoria.







3 de julio de 2010

Cerrando una ventana al pasado


   Por unos segundos pude ver tu reflejo en el cristal empañado por mi mirada. Ahora sé que me convertí en una pieza de tu juego de azar . Ahora sólo siento como mi corazón se alborota y salida no hay. Y se vuelve afónico de tanto gritar. Y se vuelve sordo cuando las paredes hacen sus gritos resonar y se vuelve ciego, ciego para amar.


  Sin más demora me arranco el corazón enfurecida y lo tiro a las vías donde no paso nuestro tren. ¡Qué más da! Sólo es un rompecabezas al que le faltan demasiadas piezas.



  Ahora se que desde el principio nos equivocamos de rumbo, de camino y no lo supimos ver...
Ahora nos encontraremos en el sin sentido.


2 de julio de 2010

Hundimiento




Ahogarme en tu ausencia
Abrazar mi soledad con impaciencia
Mientras contemplo las olas del mar
Que arrastran hacia mí tu ficticia presencia



30 de junio de 2010

Primavera






¿Dónde quedaron las primaveras?
¿Dónde empezó el invierno anticipado?
Allí terminó la realidad


La primavera como una hoja verde sofocada por la brisa en el jardín prohibido


Su mirada fría chocó intensamente con mi mirada,
Como el rocío que resbaló
Insonoro pero tan lleno de frialdad
En el jardín del misterio primaveral





Siento que me falta aire para respirar…
Siento que me sobra frío para amar…
Y siento una última lagrima resbalar


  

25 de junio de 2010

Cielo rojo

Echo a correr por el cristal que se clava profundamente en mi alma
Como un cuchillo afilado en mi espalda 
En el útlimo suspiro mi cuerpo de la tierra desgarró
Como un ave Fénix quemándose por la traición
Por mi culpa ahora el cielo de nuestro está ensangrentado
Por tu culpa están muriendo mis sueños


Caigo al suelo y lloro
Nuestro cielo que en su día fue blanco
Ahora está ensangrentado
¿Cómo fuimos capaces de hacerlo?
Vuelo al cielo ensangrentado
Un cielo que ya no es de nuestro amor







24 de junio de 2010

Alas rotas


Hoy he caminado sobre muros inderrumbables ante huracanes,
ni por dolor ajeno,
ni por misericordía,
ni por cualquier amor pasajero.
Intenté centrarme adonde voy
pero es difícil cuando mis ojos rojos
sólo destacan el dolor.


Camino malherida por un rumbo sin salida.
Ando por el infierno contemplando el cielo.


Duele la realidad,
duele ser alejada,
duele la estancia,
duele tal vez la soledad.
Duele el dolor ajeno indistinguible del propio.
Para el dolor es tan característico romperse por las costuras.


Voy cayendo en un pozo oscuro en el que sólo hay muros,
muros que fueron soles en días tenebrosos que ahora me van matando lentamente.
Camino directo hacia la muerte.



Oscuros pensamientos.
Pensamientos y desconfianza.


Las alas rotas jamás podrán ser devueltas al cielo.


22 de junio de 2010

Tormenta






   El alba áureo se adentraba desinteresadamente en su habitación. Él, fiel a su cama pero totalmente infiel a su vida sintió el calor en su piel, un calor que logró despertar el recuerdo de una noche escarlata que le volvió a atormentar desde las profundidades de su ser.


  Aquella mirada infiel, sin duda era de él, logró acariciar el rostro de ella. Era un rostro puro e inocente que vivía de una mirada tan tramposa como inteligente, puramente astuta. Ella veía al hombre de su vida pero él veía a la mujer de aquella noche de tormenta, tan fría que congelaba el tiempo, el espacio y hasta su mente, pero a la vez tan ferviente como una llama eterna que nutría y poco a poco quemaba hasta descuartizar su ego.  Esta alusión le hacía caer en una euforia idílica como un poeta que cae en el abismo de la bohemia.


  Era algo totalmente irrefutable que cierta malicia y descaro de la mirada de aquella mujer era suficiente para inundar su vida de misterio para toda una eternidad. Era algo imborrable que se conservaba en secreto como si fuera un manuscrito que daba sentido a su existencia. Ella podía ser la pregunta pero también podía ser la respuesta. Por unos momentos pudo percibir el tacto de su mano y por un instante, recordó como se entregó hasta el último suspiro: recordó rozar el cielo. Estaba claro que una hechicera protagonizó su noche, estaba claro que esa noche su corazón le perteneció pero su alma siempre pertenecerá al libre viento que vive en el bosque prohibido de la lujuria y a la pasión.



   ¿Y si era ella? Lo imposible e inexplicable que por destino le tenía que pertenecerá a él, sólo a el. Pero el destino se la jugó. El destino le condenó a compartir su vida con otra y saber que nunca logrará amarla como amó a ella. Cada beso que recorría su cuerpo llevaba el aroma de jazmín y le hacia regresar al aire denso de aquella noche hasta volver a perderse una y otra vez, un eterno retorno que le daba vida. Cada caricia le recordaba que nunca jamás volverá a sentir el cielo.





   Cada noche de tormenta sale en busca de ella. La busca entre la lluvia y le parece poder percibir el aroma de jazmín que sobrevive a cualquier tempestad, pero no hay ni rastro de su pelo carmín. Cada noche vuelve a llenar la cama de pétalos de rosas rojas, las más rojas que encuentra en la ciudad. Entre rosas y mentiras se engaña al amar a otra que no es ella. Cumple condena por su equivocación de entregarle su cuerpo y dejar llevarse su alma y su corazón. Cualquier intento de olvidarla nunca es suficiente. Ella no está con él y se enfurece al no poder amarla y por vivir apresado de un recuerdo imposible de no ser amado. 

   No ve otro remedio que abandonar la partida, ya que seguir no tiene sentido y le duele vivir sintiendo un vacío imposible de llenar. Decide entregar su vida al destino. Por primera vez le dolió marcharse porque era consiente de que nunca más iba a volver.


   Él nunca pudo pagar el precio del cielo y el cielo le condenó a entregar su alma a un recuerdo eterno.












15 de junio de 2010

Oscuridad


Ser oscuro y cruel,
razonable como la vida.
Oro bañado en sangre,
rosa negra en un jardín de ortigas,
picor en el alma en una misión suicida.


¿Quién puede negar que los diamantes están bañados por sangre?
¿Quién puede negar que todas las rosas tienen espinas?
¿Quién puede negar que las flores más bellas crecen bajo la adversidad?



12 de junio de 2010

Náufrago

Los últimos rayos de sol rallaban el cielo de aquel majestuoso atardecer. La mano de él estaba a unos centímetros de la mano de ella, unos pocos centímetros para el mundo pero para él, años luz de dura navegación a la deriva de las costas del querer. Y, por fin, este viajero en el tiempo llegó a su destino,la mano de ella.
   El crepúsculo poco a poco reinaba en esta fábula al borde del filo de la irrealidad y, poco a poco, amor. Entonces él se dejó llevar por la brisa perfumada y no tardó en encontrar una razón para convertirse en el náufrago de la mirada de ella.







   Derepente, él, aquel hombre que ya no era dueño de su destino sintió como las olas le seducían y esas mismas olas, esas traidoras, le arrastraban a la altamar. Aquellas aguas tormentosas que le sumergían en un rebelde torbellino de tentaciones, una tortura para sus emociones. Entonces él, sintió como se ahogaba en el juego más peligroso de este mundo, el amor, un juego donde gana el menos vulnerable a sus propios sentimientos. Sin embargo, la suerte ya estaba echada y la victoria otorgada a su amada, la más bella sirena de este letal delirio. De pronto, él sintió la cálida mano, la cálida mano de ella, la mano de un ángel que vino a él para comunicar la liberación de sus sufrimientos y, un beso, un beso rescató a aquél náufrago perdido de la tempestad que se había apoderado de su alma, su alma salada y de su corazón, su corazón desgastado por la furia del amor.



7 de junio de 2010

Soñemos

 




Soñemos....


La vida es como un columpio, nunca sábes cuando se va a parar. Por esa misma razón sueña, porque el loco ritmo de este mundo a veces te lo hace olvidar. Sueña, apartando el vértigo a volar, el temor de no poder sueños inalcanzables alcanzar. Piensa en superar los obstáculos más difíciles que jamás imaginaste, piensa en atravesar barreras y olvidarte de los problemas. Ten en cuenta que las personas vienen y van. Las personas son barcos que nadan a la deriva en busca de la orilla llamada felicidad. Son barcos cuyas luces puedes divisar a lo lejos entre la tenebrosa oscuridad del mar. Es difícil saber con precisión si se acercan o se alejan, pero puede llegar a ser evidente que un segundo es suficiente para que su luz desaparezca tras la línea relativa del horizonte. Y quizás, ahora es cuando te sientes solo entre tanta oscuridad. Es miedo, miedo a tropezar y no tener donde caer. Es miedo, miedo a que no haya nadie quien te pueda levantar. Pero el mundo no se va a parar para esperarte y la Tierra no dejará de girar ni por un solo instante. A veces es tan complicado asimilar que el pasado ya es historia y el presente mucho más que un regalo sin remitente, sin un remitente para poder dar la gracias o tal vez pedir perdón. ¿Entonces por qué nos aferramos más al pasado si es más que historia que sólo deja incómodas nuestras almohadas y no al presente que es un apreciado regalo? Es incomprensible, pero lo más comprensible del mundo es que sea incomprensible. No hay que permitir que ninguna dificultad convierta nuestros sueños en un mar de lágrimas que se escapa entre nuestros dedos. Ahora sueña un poco más. ¿Qué no darías por una sonrisa que deje en blanco tu pensamiento? ¿Y qué no darías por un gesto capaz de limpiar tu pasado? Las personas dan mucho por algo que piensan que merece la pena. Pero las personas solo son capaces de dar todo cuando no piden nada a cambio. Nunca es tarde para regalar, nunca es tarde para soñar. Sólo se le hace tarde a un perdedor. Sueña, sueña con ser un náufrago sin rumbo ni dirección perdido entre el misterio de aquella isla desierta. Alguien que no sabe a donde va, sólo sabe que tiene que llegar. Sueña, sueña con que este sea el momento y el lugar. Y ahora despierta, y haz tus sueños realidad.


 

4 de junio de 2010

Nihilismo: Evasión



Son sólo días en los que veo cosas a lo lejos e intento llegar a ellas a través de la maleza que sólo causa cicatrices, cicatrices que no acercan el futuro pero sí lo distancian. Ahora es cuando me siento cobijada en el sin porqué de la existencia humana y me resisto a todo dogma, a todo fanatismo, a todo, simplemente a todo.


29 de mayo de 2010

Misterio








El misterio
Aquel ser que te atrapa
Te seduce
Te envuelve
Y no te deja escapar


El misterio
Una vida más allá de nuestros sentidos
Una ruta a lo no vivido
Y que nos llena de emociones esporádicas


En el momento en que te pierdes
Te encuentras
Y no piensas en olvidar

El misterio
Histeria del pensamiento
Caos de los sentidos

Él es el dueño del día
Él es el dueño de la noche

7 de mayo de 2010

Un dulce caos



Cuando bailaba con él me sentí sólo una pequeña pieza infinitésima de este mundo, yo y él. Un mundo que se paró al resonar su voz y su mirada para rematar dejó todas las cosas del mundo sin sentido.





 Una noche no lograba encontrar a él entre todos, parecía que era algo a propósito hecho por la vida y presentía que me lo encontraría al final de esta historia como pasan en las películas de amor. Me sentía presa de un cuento de hadas absurdo, de mi ilusión , de la idea de saber que no perteneceré a nadie si no es a él. El final de todo se acercaba lentamente y mataba de una manera tan venenosa como dulce mi esperanza que en ese momento no era más que un equilibrista al borde del abismo. Pero se me olvidó un detalle, el tiempo es el mejor autor y el que decide el mejor final. Allí estaba él ,como en aquella canción que recuerda a tantas... y esto es justamente lo que le hace ser tan única. Mis pasos hacia su mirada perdieron la sensación del asfalto que cubre esta gran ciudad y me di cuenta que cada uno de mis pasos era un comodín de vida o muerte. Nos adentramos en la noche, bailamos hasta perdernos y seguimos bailando para encontrarnos  Cuando bailaba con él me sentí sólo una pequeña pieza infinitésima de este mundo, yo y él. Un mundo que se paró al resonar su voz y su mirada para rematar dejó todas las cosas del mundo sin sentido. Sentía su mirada en mi piel, un caos se apoderó de la siguiente escena lentamente en forma de un baile mortal para mis sentimientos. Un caos, un dulce caos.

Una noche... Un baile... Y un adiós.

9 de abril de 2010

Será

Será que soy ...
El reflejo de lo que pudo ser y no fue
Aquella estrella fugaz que no lograste ver
Una gota de lluvia perdida en el azul de tu mirada
Un libro que nunca te atreviste a abrir
Una mirada sincera que no te llegó
Un grito que tu silencio ignorante calló en secreto


Será que soy una lágrima impaciente que cada noche espera en tu lacrimal
para poder en silencio recorrer tu rostro
Será que soy una carta de amor sin fecha ni dirección

Maldito destino

Bendito caminante que encontró su amor
Porque se equivocó de camino
Ante los ojos de Dios es un errante
Traicionado por su propio destino
Que me perdone la vida porque un día le mentí
Le dije que lo más bello es vivir
Pero ese día todavía no te conocía
Ni sabía de tu existencia en mi habitación vacía
Bendita sea de tu mirada la esencia
Y maldito sea mi destino
Por ser lo más bello del mundo
Tu presencia










La vida es la belleza de la lucha por amar y ser amado, para finalmente morir siendo recordado.





8 de abril de 2010

Delirio de la noche

Me pareció sentir resonar una voz ahilada en el interior de mi oído como un eco que cultivaba dulcemente mi edén o quizás sea una luz tenue en el interior de mi ser. Será que es lo que sintió mi corazón al alebrarse en dilección como las burbujas del champán que bañan el cristal de una copa con un brillo añil como razón para eclipsar eternamente la luz del sol.

  Un orate de la posesión narra los hechos sucedidos en esta fábula donde no existe el bien ni el mal, ni princesas y tampoco príncipes, solo almas atrapadas en el eviterno de la bohemia, donde cada hora del día se cuenta como una hora menos para que en las calles ya siniestras reine la dadivosa noche y será ella, y sólo ella la que inundará sus mentes de delirio, una sensación que va mucho más allá de los horizontes infinitos donde se mezcla la lujuria y la pasión, en un corazón intacto de porcelana que jamás a nadie  le perteneció.

7 de abril de 2010

Cuando la lírica logra volar

En el amanecer primaveral
de un dulce despertar,
la tinta de esta hoja cobra libertad.



Desigualdad, pobreza, discriminación
Ante esto luchamos cada día
hasta lograr perder la razón,
finalmente perdemos a nosotros mismos
en un desafío contra la desesperación.
Pobreza y desigualdad,
como el alma de un poeta
perdido en una oscura bohemia,
vagan por este mundo sin saber que no existe su destino.
Pobreza y desigualdad
¿Aparecieron porque la caja de Pándora se abrió?
¿O porque simplemente la humanidad se desmadró?
Pero tal vez sea mi lírica
la única que este caos pueda solucionar.
Ella simplemente no logra entender
por qué es tan difícil conseguir su propósito
entre tanta incomprensión.
Entonces es cuando se descontrola en forma de un esperpento
y siente que ya no la limita mi piel.
Me suplica que la deje libre una y otra vez,
finalmente me logra convencer,
y a punto de enloquecer por su temperamento
no me queda más remedio que entregar mi lírica
en manos de este mundo que late al compás del tiempo.
Ferozmente se escapa por mi ventana
tras susurrar que no la espere despierta,
que hasta hacer sus sueños realidad
no volverá.
Aunque le lleve toda una vida entera,
su vida sin duda entregará.
A través del cristal de mi ventana
veo mi lírica volar más allá del horizonte
y me doy cuenta que es libre y afortunada a la vez.
Ella no entiende de horizontes,
no los ve
ni tampoco los conoce.
En este momento de dulce tristeza
es cuando, finalmente, aceptó recorrer este mundo
pasando por todas las vidas atentadas
por el terror, miedo, discriminación y pobreza.
Ágilmente fluye por este mundo
limpiando las aguas contaminadas
por odio y sangre derramada de tanta destreza.
Inunda las miserias de África con una pura riqueza.
Se convierte en un huésped inesperado
en los corazones de la población de Costa de Marfil, Nicaragua y Sierra Leona.
Es hábil al llenar de alegría
la mirada de Haití y Colombia.
De manera impresionante
logra derribar el muro de Gaza
y finalmente en un dulce frenesí,
une de la mano a Israel y Palestina.

Pero todas estas hazañas
llegaron a mi oído de terceras personas.
Todo lo que hizo saber no podré,
ella nunca volvió a mi habitación
para contarme lo que realmente sucedió.
Significa que solo es una prueba más
de que nada en este mundo es inmortal.
Ella logró volar,
hizo que todos sus sueños y promesas
cobren vida en una dura realidad,
para poder su vida
por la paz eterna entregar.