2 de diciembre de 2011

Será cuestión de desaprender.




1 de diciembre de 2011




Bailaremos un tango al borde del abismo. Llegaremos a lo más alto para deslumbrarnos y caer a la velocidad de la luz, caer al infinito de nuestra ambición.







Que me condene tu boca y que tus besos me encierren de por vida.






Contaremos las olas del mar desafiando juntos la eternidad.